tvzap

miércoles, octubre 19, 2005

Con ustedes, Antonio Rico

zapeado por zama

Existen días, y son muchos, en los que a pesar de pasarme el día delante de una pantalla, por ésta no emiten ningún programa de televisión. Los llamo "días de mierda" y suelen caracterizarse por que a la hora a la que estamos la llegada a casa aun no se ha producido. Esos días, difícilmente podré actualizar esta página, por lo que deberé de dejar esa labor a los profesionales. Ahí es donde surge Antonio Rico.

El crítico de "La Nueva España" realiza con calidad e ingenio una columna diaria en la sección "Tv y Espectáculos" sobre la televisión y sus habitantes. Ciertas informaciones apuntan a que en realidad se trata de 3 personas distintas que se agrupan bajo este seudónimo. Así cualquiera. Yo soy uno solo.

Les dejo con él. Buenas noches.

Asteroides - Antonio Rico

La palabra asteroide procede del griego y significa «semejante a una estrella» (con los primeros telescopios, sólo se veían como puntos de luz). El cinturón de asteroides, situado entre las órbitas de Marte y Júpiter, contiene decenas de miles de puntos semejantes a una estrella, pero no son un peligro para los vuelos espaciales porque las distancias entre los que son lo bastante grandes para dañar a una nave espacial son tan grandes que una colisión es casi imposible.

En las viejas novelas de ciencia ficción, sin embargo, los choques en el espacio entre un cohete y un asteroide eran bastante comunes, porque ni escritores ni lectores sabían que el cinturón de asteroides tenía más agujeros que la defensa del Barça. Como utilizamos telescopios de saldo, confundimos estrellas con asteroides y nos quedamos tan anchos comparando a Orson Welles con Santiago Segura.

Segura es un asteroide de gran tamaño, como Ceres, no una estrella. Segura, al menos, es un asteroide esférico, pero en el cinturón de asteroides situado entre las órbitas del telediario y del monólogo de Buenafuente hay asteroides más pequeños cuya cohesión es mayor que su gravedad, y son muy irregulares. Es el caso del grupo de pequeños asteroides que forman «Mira quién baila» y que tienen nombres exóticos como Martín Pareja ObregónGema Ruiz. Como no hay límite inferior para el tamaño de un asteroide porque se van fragmentando en rocas pequeñas y partículas de polvo, preveo que en la tercera entrega del programa podremos seguir los progresos en el arte del baile de la Artista Antes Conocida como TamaraEl Fary.

Santiago Segura y Gema Ruiz son asteroides de muy diferente tamaño, pero ningún asteroide es lo bastante grande como para retener una atmósfera (Buenafuente sí tiene atmósfera). Y hay tanta distancia entre los asteroides que podemos navegar por el espacio televisivo sin miedo a un choque fatal. Sin embargo, los escritores de ciencia ficción nos han convencido de que el choque con un asteroide es casi inevitable. No es cierto. Primero, porque no todos los asteroides son lo bastante grandes como para hacernos daño. Y segundo, porque la distancia entre los bailarines de «Mira quién baila» es tan enorme que cabe la barriga de Orson Welles y el ADN de Grissom.

2 Comments:

  • ¡¡así cualquiera!!
    pero bueno se entiende que si a las 10 de la noche uno sigue produciendo para que se forren los ejecutivos de la empresa, ese uno tiene todo el derecho a estar un poco quemado.
    Pero los que tenemos la suerte de no tener que volver al tajo después de comer y la mala suerte de disponer sólo de la teles generalistas, no lo tenemos mejor, al menos en lo que se refiere a lo que sale por la pantalla. Pasarse la tarde delante de la tele es una experiencia a la que ni siquiera someten a los pobres desgraciados de Guantánamo. Desde los culebrones (donde como en todos lados hay categorías) hasta la cosa esa que presenta Anabel Alonso, el tránsito por la parrilla televisiva de las tardes es una experiencia angustiosa.
    Otro día con más tiempo a lo mejor miramos esto con un poco más de calma.

    By Blogger zaperu, at 10:48 a. m.  

  • ¿Otro día sin blog?, ¿y sin haber hablado todavía de mira quien baila, ni de csi, ni de gran hermano, ni de ot, ni de oc (ospital central)?, desde luego...

    By Anonymous Sergio López Cortina, at 9:03 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home