tvzap

miércoles, febrero 13, 2008

273 Kelvin

zapeado por zama


Si en la variedad está el gusto, en la comparación está el refinamiento. Uno puede considerar muy buena la fabada de lata, pero cuando come una hecha en cocina de carbón lentamente durante 5 horas y reposada un día fuera de la nevera, descubre que Litoral se dedica a meter plástico naranja en un cilindro y cubrirlo de gelatina. También sucede con la vivienda: te pasas 4 años viviendo en un, para ti, lujoso piso de la zona centro, espacioso, sofisticado y cultivando una gran vida social. Pero cuando te mudas te das cuenta que la zona era un gueto y olía mal, que los metros cuadrados no cuentan si las pelusas lo están ocupando, que un perro de conchas no es sofisticado, sino hortera, y que la vida social no se mide por el número de días que haces botellón a la semana. Cosas de la perspectiva.

Con la tele pasa igual: la categorización que realiza cualquier ser consciente (excluimos por tanto espectadores de "Allá tú") establece los niveles en base a patrones conocidos, como la Oficina Internacional de Pesos y Medidas. Así, siempre me había parecido que "Pasapalabra" era un concurso que, aun presumiendo de culto, se basaba sólo en una cuestión de azar además de ser lento, demasiado repetitivo (teniendo en cuenta que un concurso siempre lo es) y con nulo bagaje técnico y artístico. Pero, hete aquí que la programación nos depara, casi parejo en franja horaria, algo titulado "Money, money". Y claro, es como aparcar un 307 al lado de un 206: hay 101 puntos de diferencia.

"Money, money" es un concurso de preguntas y respuestas. Como muchos otros, como por ejemplo "Saber y ganar". Si éste último hace, no sé, 40 preguntas en media hora, "Money, money" debería tener un ratio similar para proporcionar al programa un ritmo adecuado. Pues bien, "Money, money" tiene como contenido un mínimo de 8 preguntas y máximo de 13 con una duración de 70 minutos. Si a eso le añadimos que la mitad de ellas las respuestas posibles son "Sí" o "No", nos hacemos idea de la complejidad intelectual del producto.

Ya tenemos claro que el concurso no tiene como objetivo principal el cultivamiento mental, por lo que ha de basar su atractivo en otros puntos: el premio y la carne. El posible premio sí que es llamativo: más de un millón de euros. ¿Qué hay que hacer para conseguirlo? Pues acertar las preguntas (ocho preguntas ocho, todo un reto sólo al alcance de las élites) y tener suerte eligiendo bailarín: la carne; machos y hembras bamboleantes al ritmo de repetitivas melodías, fieles al estilo mamachicho que tanto nos ha marcado a la generación babyboom de la Nocilla. Estos bailarines tienen unos pergaminos enrrollables que esconden los premios, quedando los figurantes muy estilizados cuando se abren (los pergaminos). Dinero y sexo unidos por el genio pensante del creador del formato, igual que un puticlub pero sin barra.

¿Y qué da sentido a todo esto? Si te haces esta pregunta es que nos ha captado el tono del post. A esto no le da sentido nadie, ni Richard Feynman en sus lecciones más magistrales podría sacar partido a un engendro como "Money, money". Así pues, Josep Lobató, que es el presentador del espacio, poco puede hacer salvo joderlo más. Y ese es su grano de arena: empujar hacia el abismo a un moribundo inválido ciego con síntomas de inanición y metástasis generalizada. El chico aporta otras dos cosas: leer "" de la pantalla que tiene delante y leer "No" en la pantalla que tiene delante.

Actuando con el rigor exigido, podemos decir que la escala tvzap de valoración de emisiones televisivas en formato concurso define el 0 como el valor obtenido por "Money, Money" y el valor 101 como el valor obtenido por "Pasapalabra". En esta misma escala patrón, "Identity" obtiene un valor de 2 kilo-tvzap.

Como curiosidad científica apuntaremos que el denominado "cero absoluto", el valor teórico más bajo posible en la escala tvzap, donde las neuronas receptoras de la emisión televisiva carecen de movimiento y se incumple el principio de indeterminación de Zapseinberg (es imposible determinar, simultáneamente y con precisión arbitraria el par de variables "aburrimiento" y "vergüenza ajena"), es el punto asignado a "Allá tú", correspondiente con el valor -273. Trillones.

Etiquetas:

martes, agosto 28, 2007

Gente de frente

zapeado por zama



Decíamos ayer que la moda de los concursos en la tele tenía sus días contados tomando como base la periodicidad de tendencias dentro del panorama televisivo. Craso error el cometido. Auguraba de aquella el paso al ostracismo de "Pasapalabra" y como buen cítrico con ojo de buen cubero tenía más razón que una santa: "Pasapalabra" desapareció de nuestras vidas. Pero tras un cambio de cadena y menos tiempo del que yo he tardado en regresar al blog, ahí lo tenemos de nuevo, con su rosco y un presentador que se trabuca más que su antecesora. ¿Imposible? ¿Increible? Pues sí, ambos, pero cierto.

Y así, para sorpresa de todas mis personalidades, la tele se llena de concursos. Hay tantos y tan variopintos que podría estar hablando los siguientes 12+1 posts de ellos. A lo mejor lo hago, pero no hoy. Acabo de volver de unas largas vacaciones blogueras y unas cortas vacaciones laborales como para echar el resto de mi bilis en un solo post. Sólo hablaré de uno: "Identity". ¿Algo que ver con la película? No, no hay atisbo de motel, de noche lluviosa, de asesino ni de horribles crímenes. Por lo menos de cámaras para afuera.

Ayer le di una segunda merecida oportunidad al concurso. Qué queréis que os diga, el 40% de la población española receptora de TV anoche podía estar viendo a Grissom, pero ya me cansé hace tiempo del sobrino de la Señora Fletcher. Despierten españoles, renovarse o morir. No todo puede ser buscar restos de sangre en las paredes ni trozos de fibra en los maleteros. Hay un mundo de sensaciones fuera del 5 de su mando a distancia.

La mecánica de "Identity" es que al concursante se le muestran 12 personas y un panel con 12 identidades, que pueden ser tan dispares como "jugador de selección de española de fútbol" o "suegro del presentador". Y a unir con flechas. Sus únicas ayudas son las pintas de los enigmáticos maniquíes vivos, la cara de póquer que ponen los mismos y tres comodines un poco ful. Uno de ellos es el único error que puede tener, otro es un comité de expertos que, amparados en profesiones rimbobantes (criminólogo, experta en RRHH, ...) tienen opiniones con las misma validez argumental que un niño de 3 años o que un espectador de "Allá tú". El otro comodín, el Tridentity, desvela tres únicos candidatos para la personalidad que escoja el concursante.

Y así, a ir identificando uno a uno persona con identidad. Puede plantarse cuando quiera o seguir arriesgando. Premio máximo: 100mil euros. Premio mínimo: 0 pelotero.

El concurso lo presenta Antonio Garrido, con bagaje como actor ("Los simuladores") y en el breve-concurso "Gente de mente". A estas alturas de la película que el conductor del programa no te ponga los nervios de punta ni tenga más protagonismo que los concursantes es un mérito, por lo que bravo por él.

Desde la soledad compartida de mi salón siempre me quejo de que los concursos de la tele son más cuestión de azar que de conocimientos y que el nivel, la calidad y las neuronas empleadas en su elaboración por los guionistas y documentalistas se cuentan con los dedos de las manos de un manco. Ayer, con la cabeza colgando desde el sofá y los pies al aire (postura ideal para el sobrerriego cerebral y cierto colocón onírico) me daba cuenta de que "Identity" no se sale demasiado de esa pauta, salvo en el tema del azar. El concurso puede ser estúpido, sí, pero no engaña a nadie. Aquí el premio no depende que en ese día el rosco consista en "empieza con la M, capital de España" o "empieza con la M, capital de Suazilandia". Mantiene un criterio constante de dificultad y la igualdad de oportunidades, en los días que corren, es un bien escaso.

Si a eso le añadimos que la mecánica invita a jugar desde casa ("el gordo es el catador de pasteles fijo") y que, por encima de todo, no lo presenta Sobera, tenemos el programa perfecto para las noches en que se te jode el adsl, la xbox, el disco duro reproductor y se magnetizan con sus campos para abajo todas las partículas de tus discos DVD.

Zama ha vuelto. Con ánimos renovados. Y esta vez es para quedarse.

Etiquetas:

lunes, julio 09, 2007

Maneras de mentir

zapeado por zaperu


La semana pasada pudimos disfrutar/sufir en la 2 el debate sobre el estado de la nación. En el citado debate asistimos a la exposición por parte de nuestros bien pagados líderes políticos de lo que es su versión del estado del estado. El presidente del gobierno nos presentó un país que, si no es el mejor de este mundo le anda cerca; el presidente de la oposición ofreció su punto de vista que, una vez oído, no se entiende cómo el pobre Rajoy aún no se ha sacado un billete en el próximo cayuco rumbo a cualquierotrositio.
Horas después del cara a cara ZP/Rajoy en Noche Hache, los guiñoles sacaron a Angelito Acebes reinterpretando el superhit de LeñoManeras de vivir”. Muy divertido y, sobretodo, muy atinado. Me imagino a Rosendo descojonado en su casa mientras un melenudo guiñol de ese doctor de las medias verdades, secretario general pepero, que es Angel Acebes meneaba sus aznarianos pelos al ritmo de “Maneras de mentir”.

Mariano habló mucho, sobre todo de ETA, pero a parte de las actas y de la exigencia a ZP para que demuestre su inocencia, me quedé con eso del catecismo del buen socialista en referencia a la asignatura de Educación para la ciudadanía. Esa mención del catecismo me llevó a lo evidente: a la iglesia católica y a sus mandamases. Si no fuese porque sus medievales opiniones influyen en ¿millones? de personas, esas barbaridades que escupen por sus bocazas serían dignas de un programa de humor en prime time.
Como los jerifaltes de esa secta cristiana autodenominada católica (i.e. universal) no pueden decir abiertamente que están en contra de la mayor parte de los contenidos de esa asignatura, porque se pondría en evidencia que los derechos humanos y los valores democráticos que ahí se enseñan están en clara oposición a sus totalitarios planteamientos, todo lo centran en el tratamiento que en dicha asignatura se da al sexo en general y a la homosexualidad en particular.

Propongo un pequeño ejercicio que trata de mostrar lo ridículo de su postura: supongamos que Dios existe y que ha creado el Universo y todo lo que contiene, entre otras cosas nuestro planeta, que en comparación con todo el Universo vendría a ser como la diminuta cagada de una insignificante hormiga en medio de la inmensidad de la Amazonía. ¿Es lógico pensar que ese dios creador está preocupado por lo que los habitantes de este pequeño trozo de roca perdido en una de las miles de millones de galaxias que constituyen su creación hacen con sus órganos sexuales?. Yo creo que no. Además, si efectivamente está preocupado por dónde metemos nuestros penes y qué metemos en nuestras vaginas, ese dios es un cabrón porque primero nos da el instinto sexual e inventa el orgasmo y luego nos limita enormemente su uso.

Y para terminar, otro aficionado a manipular a sus súbditos: Kim Jong Il. El viernes en Cuatro pudimos ver Amarás al líder sobre todas las cosas, un estupendo reportaje de Jon Sistiaga sobre Corea del Norte y su alucinado régimen. El documental no muestra toda la realidad del país ya que los guías/comisarios políticos que acompañan a los periodistas camuflados de turistas ejercen un férreo control sobre todo lo que se graba, pero lo que se ve es suficiente para hacerse una idea del espanto en el que viven esos 22 millones de desgraciados que han tenido la mala fortuna de nacer al norte del paralelo 38. Recomiendo su visionado a los que no lo hayan hecho ya, supongo que en la inmensidad de internet no será difícil de encontrar, y que cada uno saque sus propias conclusiones.

jueves, junio 07, 2007

Menos mal que nos queda... los Fisher

zapeado por zaperu


Ultimamente veo muy poco la tele. Mejor dicho, últimamente paso más o menos el mismo tiempo que antes delante del televisor pero no veo nada. Deambulo de un canal a otro sin ningún destino fijo.


Los informativos eran una de mis adicciones, pero llevo una temporada sin consumirlos. La campaña electoral los adultera y a mi cerebro no le sientan bien. Pensaba que después de las elecciones iba a poder consumirlos de nuevo sin temor a indeseados efectos secundarios, pero la ruptura de la tregua por parte de los gilifascistas de ETA hace que su contenido vuelva a ser tóxico.

Me pone malo ver al estúpido/cobarde/fascista de Otegi diciendo esas barbaridades que dice, mientras sus compinches de eso que llaman ¿izquierda? patriótica le ríen las gracias. Prefiero no comentar la sensación que me producen las reacciones y declaraciones de los otros salvapatrias (afortunadamente desarmados), esos que un día fueron azules, ahora naranjas y siempre unos cínicos ventajistas [Mariano dixit: "si no le ponen bombas es porque ha cedido y si no cede le pondrán bombas"].


Recomendables los comentarios de Iñaki Gabilondo al comienzo de su informativo (fácilmente localizables en YouTube). En el del martes: "La negociación con ETA es ahora anatema, hasta que el PP recupere el poder, cuando se convertirá en alta política".


De las series veteranas, o nunca me interesaron (Los Serrano) o hace tiempo que me cansé de ellas (CSI). De las nuevas mejor no hablar: Círculo Rojo, El Internado, Corso, Como el perro y el gato, La que se avecina (quizás la única que ha conseguido que le haga un poco de caso).

A los supervivientes de este año ni les conozco y la gran novedad de Cuatro, Factor X, provoca en mí indiferencia frente a los cantantes y odio hacia el jurado. Especialmente Miqui Puig. Hay que joderse con este tipo. Tenía una mierda de grupo, Los Sencillos, que iban de mods y cuya discografía completa no vale ni la mitad que La chica de Mel de Los Flechazos y ahora va de ... no sé de qué coño va. De tonto del culo, ¿por ejemplo?.


Así que mientras espero a que llegue la ración diaria de mis enterradores favoritos, sólo me queda House, que ya no tiene tanta gracia como al principio, y las Mujeres Desesperadas, aunque ya no sé quién mató a quién ni porqué.

viernes, mayo 11, 2007

Sin tele

zapeado por zaperu


¿Cuánto tiempo pasó hace desde tu último día sin ver la televisión?. Según las estadísticas, los españoles (lo que incluye a los nacionalistas periféricos que no admiten esta nacionalidad) pasamos más de tres horas y media frente a esa mágica cajita tonta (yo quizás más). Pero el sábado pasado fue uno de esos días sin tele, como es probable que fuese para varios de los lectores habituales de este blog, por razones que no le importan al resto de los que por aquí se pasan.

Los adictos a algún tipo de droga, la nicotina en mi caso, sabemos lo duro de pasar 24 horas sin consumir, pero los que intentamos controlar nuestras adicciones sabemos que al final no es para tanto. Y este caso de abstinencia televisiva no fue distinto. ¿Acaso alguno se acordó de la tele ese día?.

La tele se ha convertido en el inseparable compañero de casi todas las familias y la razón de muchos de sus conflictos. He leído en algún sitio que no puedo recordar (cagüen n’el hash) que un televisor en la habitación influye negativamente –vía radiación electromagnética– en el necesario y reparador sueño nocturno. La muy necesaria vida sexual de la pareja se ve afectada –vía los delirantes horarios de la tele en ¡España!– por la presencia en el recinto conyugal del televisor. Supernanny siempre recomienda que los tiempos dedicados a la comida deben de prescindir de la compañía de la tele, lo que viene a responder no a aquella pregunta del Aviador Dro sobre si la tele es nutritiva.

Uno que con toda seguridad consume poca tele últimamente es el jefe de todo esto, zama, que debe andar a estas alturas cerca de la casa rosada, que no es el puticlub (Horóscopo) que hay cerca de mi casa, sino la residencia del presidente de la República Argentina.
A los que compartieron abstinencia catódica el pasado sábado, gracias por el cohiba –muy sabroso– y por las WC talks –muy entretenidas–. Y salud para todos.

Deberes para el fin de semana: Dedicar las mañanas a ver Malcolm in the middle en Antena3 y la noche del sábado a emborracharse para digerir más fácilmente el festival de Eurovisión.

jueves, abril 26, 2007

Viva la muerte

zapeado por zaperu


La muerte es la única verdad absoluta. Todos, inexcusablemente, nos enfrentaremos a ella: no sabemos cuándo ni cómo, pero algún día todos disfrutaremos/sufriremos nuestro último minuto de vida. Muchos emplearán esos 60 segundos terminales en recordar a sus dioses lo muy buenos que fueron en vida y que, por tanto, les corresponde una parcela celestial de tamaño proporcional a su bondad y magnanimidad; otros, no tan seguros de haber vivido una vida ejemplar, (¿qué coño será eso?) se resignarán a descender a los infiernos. El resto, los descreídos, los malditos ateos, haremos cábalas sobre la parte de nuestro cuerpo que resultará más apetitosa a los gusanos.

Debido a esta imposibilidad de escaquearse de la muerte y dado que a la inmensa mayoría de los vivos no nos apetece morirnos, la mayor parte de nuestro tiempo tratamos de obviar esta realidad y nuestro ocio y entretenimiento no suele tener a la muerte como protagonista.

De esto son muy conscientes los responsables de la programación de las distintas televisiones. Así la muerte en TV no suele ocupar mucho tiempo. En los espacios de entretenimiento ni se menciona. Los informativos hacen recuento de los muertos provocados por la violencia cotidiana. Los programas de casquería sólo se ocupan de ella para explotar el morbo de la muerte de personas famosas. En las series es la herramienta favorita para deshacerse de los personajes que no funcionan o de los actores que quieren dejar la serie.

Pero hay una estupenda serie donde la muerte es protagonista. Six feet underA dos metros bajo tierra– es la historia de los Fisher, una peculiar familia de funerarios de Los Angeles. La 2 estrenó sus dos primeras temporadas hace algo más de tres años y luego la abandonó. Ahora promete emitir la serie completa (5 temporadas) en horario estable, sobre las 12:30 o la 1 de la madrugada de lunes a jueves. Llevan una semana, el mismo tiempo que llevo llegando a trabajar con más sueño del acostumbrado. Pero merece la pena.

martes, abril 10, 2007

Casas de ricos

zapeado por zaperu


Callejeros es un programa de Cuatro (viernes después de la noticias, casi siempre) que veo esporádicamente. Y últimamente con mayor frecuencia.
El viernes pasado, mientras algunos de nuestra especie acudían a las celebraciones de la pasión y muerte de Jesús, el programa nos enseñó (a los que nos quedamos en casa) cómo son las casas de algunos seres humanos.

Un ¿apartamento? (más de 700m2) en Marbella repugnantemente ostentoso. Pertenece a una familia europea, una más de sus varias residencias. Precio: sobre 5 millones de euros.

Una casa en una exclusiva urbanización en Cádiz (creo recordar). Tropecientos m2 entre jardín y casa. Con piscina, sauna, gimnasio, un vestidor más grande que muchos minipisos, sala de cine, supercocina. Es la casa de una irlandesa ex-broker y un inglés financiero. Se mudan por razones laborales. Precio: casi 6 millones de euros.

Familia de editores de Madrid vende casa enorme y estupenda. Los hijos han volado del nido –al menos dos, porque el tercero aún sigue ahí y ya se le ve madurito (¡¿problemas de hipoteca?!)– y la casa se les hace demasiado grande. Y tanto: 3 hijos, 3 amplias habitaciones con 3 amplios estudios. Excelentes suelos. Precio: entre 5 y 6 millones de euros.

Casa de diseño diseñada por el dueño; un arquitecto supercool que ha pensado la casa para que sea lo más en cuanto a residencias para seres humanos. Con muchas cosas muy diseñadas y muy artísticas. Ellos afirman que viven ahí y que es estupenda. Yo no me creo que se pueda vivir en toda esa casa. Precio: más de 7 millones de euros

Y la traca final. Decenas de miles de metros cuadrados en lo algún día fue un monte, en la costa de Mallorca. Impresionantes vistas al mar. Unos 3000m2 construidos. Dos piscinas: una climatizada dentro y otra sin climatizar fuera. Un garaje para ¡11 coches!. La decoración es Ikea-minimalista. El tipo de la agencia inmobiliaria, un excampeón infantil de tenis de Hamburgo, dice que la amueblan un poco porque no queda bien enseñar todo eso vacío. El agente alemán, que llegó en helicóptero aprovechando el helipuerto de la finca, afirma que para mantener esa casa es necesario un servicio de al menos 4 personas. Precio 50 millones de euros.

Callejeros ha dedicado varios programas a la cuestión de la vivienda. En alguno se mostraban las llamadas infraviviendas, en otro sufridos hipotecados ponían en evidencia la avaricia de las constructoras, mostrando un amplio catálogo de defectos en sus viviendas.

Todo lo cual puede sugerir muchas preguntas; en particular las siguientes: ¿no debería ser ilegal, o al menos inmoral, alcanzar semejante nivel de riqueza?, ¿no deberían estar mal considerados socialmente, como las yonquis, o los gordos, o las feas, o los tontos?.

martes, abril 03, 2007

off topic: THE UNDERTONES en Gijón

zapeado por zaperu


Este es un blog sobre televisión con estrictas normas en cuanto a formatos y contenidos. Pero la normas están para (de vez en cuando) saltárselas, y más si la ocasión lo merece. Así que hoy hablaremos del concierto que dieron el pasado sábado 31 los legendarios The Undertones en Gijón.



gig: El concierto estuvo animadito de público pero sin aglomeraciones (como debe ser), y si tenemos en cuenta que el diluvio que caía sobre la ciudad esa noche animaba a quedarse en casa, los que asistimos éramos en su mayoría fieles fans. De los teloneros, Bubblegum, ni idea porque cuando llegamos ya habían terminado. En el rato que tardamos en secar un poco y tomar una cerveza terminaron de preparar todo para las estrellas de la noche. A las 11:30 aparecieron en el escenario Pat, John, Damian, Michael y Bill, cinco cuarentones de Derry de aspecto juvenil (sin estridencias), saludable y un poco pillo. Y ale, ¡a saltar!.


Comenzaron con un sonido un poco sucio que fueron puliendo a lo largo del concierto hasta convertirse en aceptable, quizás lo máximo a lo que se podía aspirar para las características de la sala (esos techos tan bajos no pueden ser buenos). El grupo demostró su respeto por la audiencia en la elección del repertorio basado en sus temas más populares (que era lo que la mayoría quería escuchar). Sólo hubo 4 ó 5 canciones que no reconocí, por lo que supongo pertenecían a su disco de 2003, Get what you need, o al que se anuncia para este año.


Tocaron prácticamente completo su primer disco: Get over you, Girls don´t like it, Male model, I gotta getta, la genial Here comes the summer (con una punki-acelerada versión que hizo que no echásemos de menos los teclados), Jump boys, ... Cuando llegaron al single You´ve got my number (why don´t you use it) los asistentes estábamos entregados.
Completaron con There goes Norman, My perfect cousin (su mayor hit en las listas y de las mejores del concierto) y las más pop pero no menos estupendas Wednesday week y Tearproof de su segundo LP Hypnotized; sólo When saturday comes de The positive touch (me hubiera encantado escuchar It´s going to happen) y nada de The sin of pride.


Por supuesto jamás vi a Feargal Sharkey en directo, pero Pat McLoone ejerce con sobrada eficacia de vocalista; incluso su timbre de voz es similar a aquel tan característico de Feargal. Sorprende ver a John O´Neill, principal responsable de la mayoría de los hits de The Undertones, dándole a su guitarra discretamente en un lateral del escenario, mientras son su hermano Damian y Michael Bradley los encargados de hacer los estupendos coros. El bajista, el más dicharachero y quizás el miembro del grupo que más ha disfrutado siempre con su “vida como undertone” (fijaos en la portada y contraportada de Hypnotized) ejerció de escueto maestro de ceremonias y hasta se permitió algún chiste, de los cuales sólo entendí (me cagüen el acento norirlandes) cuando nos anunció la canción ganadora de Eurovisión 1975 para lanzarse a los acordes de Teenage Kicks. Y para no olvidarme de ninguno: muy bueno el detalle de los guantes con los que Bill Doherty protegía sus manos de las abrasiva acción de las baquetas; y es que los años pasan y el cuerpo tiene que durar hasta que nos toque morir.


Un bis de tres canciones y una hora después de haber comenzado con Jimmy Jimmy, terminaron tocando nuevamente Teenage kicks. Yo quedé muy satisfecho y los que me acompañaron también. The Undertones demostraron en Gijón que son unos buenos profesionales y que los años nos les han hecho perder la ilusión por tocar en directo, por lo que ellos disfrutan con su trabajo y hacen disfrutar a los que vamos a verlos. Además he constatado una vez más una teoría que tengo desde hace tiempo: cuanto más veterana es una banda, mejores son sus conciertos.


bio: The Undertones se formaron en Derry (Irlanda del Norte) en 1975. Feargal Sharkey (voz), los hermanos John y Damian O´Neill (guitarras), Michael Bradley (bajo) y Bill Doherty (batería) comenzaron tocando versiones de sus bandas favoritas en los clubs de la zona. No se comieron un rosco hasta 1978, cuando el EP que habían grabado más de un año antes llegó a manos de John Peel. Aquel EP contenía cuatro canciones: Teenage kicks, True confessions, Smarter than you y Emergency cases. En total 7min 40seg de la mejor música de finales de los 70 (para mí de la historia, pero yo no soy objetivo).


El difunto John Peel flipó tanto con el tema principal del EP que lo radió una y otra vez en su programa afirmando que Teenage kicks era la mejor canción de todos los tiempos. Conseguir un fan como Peel facilitó a los Undertones la grabación de su primer LP The Undertones (1979) a los que siguieron Hypnotized (1980), The positive touch (1981) y The sin of pride (1983).
Poco después de la aparición de su cuarto LP el grupo se rompió. Parece que Feargal Sharkey no mantenía una buena relación con sus compis y decidió empezar una carrera en solitario que le llevó, tras tres almibarados discos, a la nada más absoluta. Actualmente parece que le va bien como productor musical y locutor en la BBC. Es también probable que la mala acogida de The sin of pride, en el que se alejaron definitivamente del estilo de sus comienzos, tuviera alguna influencia en la disolución de la banda.


Los hermanos O´Neill, alma creativa de The Undertones, formaron That Petrol Emotion, donde dejaron de cantar a los desajustes hormonales de la adolescencia para dedicarse a la lucha por la causa republicana en el Ulster a través de un rock personal, combativo y lleno de ritmo. That Petrol Emotion publicó su quinto y último disco en 1993.


En 1999 The Undertones se reunieron, con su amigo Pat McLoone sustituyendo a Feargal Sharkey a la voz, para tocar ante sus nuevos fans de Derry. La experiencia funcionó mejor de lo que nadie hubiese esperado y ellos debieron pasárselo bien porque decidieron repetir la experiencia por otras ciudades. Así comenzó una segunda etapa en la banda que ha continuado hasta ahora. En el camino, además de muchos conciertos, un estupendo doble CD con todos sus singles, True confessions (singles: A’s+B’s) (2000), un disco con nuevas canciones, Get what you need (2003), otro que está al caer y un documental sobre la vida, obra y milagros del grupo.


Así que ya sabéis, si os pilla un concierto de The Undertones cerca de casa id a verlos que seguro pasáis un buen rato y ¡nada de bajarse sus canciones del emule!.

jueves, febrero 22, 2007

Una rana en una caja de zapatos

zapeado por zama


Parece para muchos que la tele y la literatura son enemigos acérrimos y que no pudieras comulgar con ambos a la vez. No me las voy a dar aquí de ávido lector porque no lo soy ni de coña. De hecho, llevo demasiado tiempo sin leer un libro del tirón y no dejando al segundo capítulo los pocos que empiezo. Pero que conste que me pasa también con los programas de la tele, las series, las pelis, los estudios, el trabajo, la limpieza del hogar, el deporte, la organización de eventos y festejos, los feeds de mi bloglines... No me centro.

Así que ni leo libros ni veo la tele, detalle este último que se nota en la densidad de actualización del blog. Pero este fin de semana me han bendecido con dos cosas. La primera es una noticia de las que llevaba tiempo esperando. Los tres Antonio Rico han decidido editar la antología de sus críticas en La Nueva España, y aunque en rara ocasión, (en concreto en 1, 2, y 3) hemos procedido a dar eco de noticias, entrevistas o críticas externas, la ocasión sin duda la merece.

Las críticas de Antonio Rico, de cualquiera de los Antonios Ricos que se esconden bajo el heterónimo, son los dos primeros minutos de lectura cada vez que puedo coger físicamente La Nueva España, ya que estúpidamente la versión digital del diario no tiene a bien incluirlas. Son ácidas y honestas como House, filosóficas y profundas como Punset, divertidas y surrealistas como Los Simpson y edificantes como cualquier documental de La2. Todo eso en una columna de 5 centímetros de ancho. Ahora por fin, podré librarme de la caja de zapatos con 2mil artículos recortados y tenerlos todos en un libro, con su encuadernación de simulpiel, bonito y barato, justo al lado de otro grande, Pepe Colubi y "La tele que me parió".

Y como abrir de boca del libro que pienso comprarme mañana mismo, aquí va la entrevista-presentación:


Antonio Rico lleva más de la década que abarca la antología «Teoría de la rana 1996-2005» (editorial Laria, Biblioteca de autores asturianos) practicando la crítica televisiva en LA NUEVA ESPAÑA, que no quiere decir, como bien matiza el autor, hablar mal, sino confrontar (en el buen y recto sentido), analizar y también aplaudir o censurar, según los casos, lo que acontece en las pequeñaspantallas, reflejo del mundo. ¿Por qué no entraron en este volumen las críticas anteriores a 1996? El autor implícito -Antonio Rico- no se pone de acuerdo. Los autores reales, que son José Manuel Errasti, Juan Jesús Alonso y Basilio Tomás Aramburu ofrecen distintas excusas, y arranca así la entrevista donde autor real e implícito se solapan en esa figura que es, al decir de los teóricos, el autor de ficción:

-Por fijar un período redondo, perjuicios del sistema métrico. Además, los primeros años están un poco borrosos, así que lo dejaremos a los historiadores. Lo que importa es que ya se está preparando la segunda antología, de 2006 a 2015, y que por eso seguimos trabajando en nuestra columna diariamente.

«Teoría de la rana», antología de los «En canal» publicados diariamente por este periódico, lleva ese título porque, según la argumentación de la contraportada, una rana introducida en agua hirviendo salta escaldada, pero no lo hace si el agua se calienta gradualmente. La parábola, dice Antonio Rico, ilustra lo que ha pasado durante esta última década con la televisión en España.

-¿Es para tanto?
-Bueno, la cosa no estaba tan bien hace diez años, pero empeoró y degeneró hacia el horror. Con excepciones, porque siempre hay algo estupendo que ver en la televisión. Pero sólo hay que fijarse en las cosas que se pueden contar a un chaval de 15 años: que antes no había tele por la noche, que antes decían que con las televisiones privadas aumentaría la calidad, y ahí es cuando se parten de risa... En general, se puede resumir con que la televisión temática ha mejorado muchísimo y la generalista, no, con un factor que influyó mucho en las televisiones temáticas para quemejoraran, que es que antes no existían. En los últimos años, por hacer otro resumen, hemos tenido los mejores y los peores programas de la historia.

-Las series sí han mejorado.
-Y han sustituido al cine. Con la desaparición de las series de 25 minutos, las nuevas se han convertido en la gran producción de la industria. Tienen a los mejores guionistas del mundo, lo producen las propias cadenas, funcionan en pantalla, resultan baratas.

-En el «debe» televisivo, ¿qué géneros marcaron el declive?
-El género rosa. Primero fue «Corazón, corazón», que sería como el «Hola». Luego el «Qué me dices», con tono más irónico... Pero es que la teoría de la rana es incompatible con hitos, ha sido todo progresivo, la temperatura no subió de golpe cuarenta grados para que saliéramos escaldados. Aunque hubo programas que sí la hicieron subir tres, como «La máquina de la verdad».

-Que ahora vuelve en forma de polígrafos (y no nos referimos a Jovellanos).
-Claro, se trata de poner el pie en un lugar que ya está pisoteado, una vez se alcanza un nivel de telebasura, ya no hay marcha atrás. La excepción quizás es Buenafuente respecto a Sardá.

-Al que, sin embargo, defendían al principio.
-Sí, tenía razón Javier Blanco, que nos decía «ya veréis, ya veréis». Al final Sardá resultó tener menos talento del que aparentaba. Empeoró mucho cuando se le acabó la competencia con Navarro y marcó el bajón cuando el programa fue altavoz de «Gran hermano», que era como montar un circo y pretender que no te salpicara, como el payaso listo. Es culpable de traicionar al proletariado.

-¿Y eso?
-Hay que tener cuidado en poner a dos a que se peleen a cara perro a la hora en que vienes de trabajar y sólo quieres descansar antes de irte a dormir. También hay que recordar que hay programas malos que hacen más daño porque están muy bien hechos, como «Supermodelo». No es lo mismo un buen programa que un programa bueno.

-¿A la tele le quedan dos telediarios?
-Los chavales ya ven «House» o «Prison Break» cuando quieren, antes de que llegue la televisión bajo demanda ya lo sabemos hacer mucho mejor pirateándolo. Pero la tele seguirá en el directo. Un Madrid-Barça no te lo puedes bajar de internet.

-Platón es uno de los más citados de su libro. ¿Por qué tanta filosofía para ver la tele?
-Por la profesión y porque todo se puede explicar con los Simpsons y Platón. Cuando empezó la columna de el «En Canal» creímos que hablar sólo de televisión nos cansaría. Pero es que todo pasa por la televisión. Así que puedes hablar de todo. Y la filosofía da claves que nos iluminan. Además, Platón, hoy, no haría crítica de televisión. Haría televisión.

¿Y hasta aquí el post? ¿Tres semanas de dique seco para esto? Pues no, porque como bien antes dije este fin de semana me han bendecido con dos cosas. La segunda es una estupenda camiseta con el dibujo que figura en la parte superior, leiv motiv de mi vida a partir de este mismo momento. Si Platón siguiera vivo, haría televisión y tendría esta camiseta.

lunes, febrero 05, 2007

La hipótesis Gala

zapeado por zama


Probablemente sólo haya una cosa más genuinamente gay que organizar un fiesta para ver la ceremonia de los Oscar: organizar una fiesta para ver el festival de Eurovisión. Puede que parezca que el comentario no viene a cuento y que hasta tiene cierto tufillo homófobo. Nada más lejos que Cuenca y a pesar de que me pueden sermonear con el "excusatio non petita, acusatio manifiesta", me pongo la venda antes de hacerme la herida: este no es un post homófobo. Ni heterófobo.

Me pregunto entonces, ¿qué posicionamiento sexual tiene una persona que organiza una fiesta para ver la gala de los Goya? Indudablemente, no se puede afirmar con total rotundidad que sea tan gay como alguien que anima a Las Ketchup en la ronda de votaciones con una banderita en la mano y una tarta de fresa en la mesa de centro, pero tampoco es tan macho como alguien que llama a sus amigotes para cenar pizzas, cerveza y ver la final de la Liga de Campeones.

Así pues, ya tenemos todos claro que la gala de los Goya no es ningún método ciéntifico de asignación de identidad sexual. Puedo seguir hasta el infinito diciendo aquellas cosas para las que no sirve una gala de los Goya u optar por definir para qué sirve. Pues además de para premiar a los artistas y científicos de la academía de las artes y las ciencias cinematrográficas, los Goya tienen básicamente dos fines sociales:

- Rellenar cuatro horas de televisión.

- Proporcionar argumentos para poner a parir a la academia de cine y al presentador de la gala por el coñazo perpretado.

Tras bastantes días de reflexión y de alimentación opinativa de distintos medios, he llegado a la conclusión de que este año estas acciones desinteresadas no han sido cumplidas ni por asomo. La gala rellenó tan solo 3 horas y media, en virtud de la política del acojone diferido: se anunció a bombo y platillo que la gala se iba a emitir con delay y que todos aquellos que se excedieran en su discurso de agradecimiento serían convenientemete eliminados en la sala de montaje. El resultado: los premiados pasaron ante el micro como centellas, que casi casi no agradecían ni a sus padres el hecho de haberles parido. Bien, bravo, me parece excelente. El año que viene pongamos un francotirador en la platea y al que se exceda del minuto y medio, tiro de advertencia en la rodilla.

El otro fin sin ánimo de lucro, el de los argumentos para el escarnio de academia y presentador, se me antoja contradictorio con la situación de años anteriores. Baterías de críticos y hordas de opinadores lanzaban siempre sus más mordaces ataques contra la gala: que si vaya aburrida, que si qué mierda de guión, que si hay que ver que poco sentido del espectáculo, que cuanto nos queda por aprender de los oscar... y así un sinfín de frases tipo del estilo de "el fútbol es asín". Pero oh sorpresa, este año unanimidad en que la gala ha estado muy bien, el presentador un hacha y todo de color de rosa. Pues qué quieren que les diga, ni tanto ni tan calvo.

Ni tanto porque parece que no recordamos cuando la gala la presentaba estupendamente Rosa María Sardá o el Wyoming y sólo parece venir a la memoria los torpes intentos de Cayetana. Y ni tan calvo porque, sí, Corbacho nos cae bien a todos y "Homo zapping" era un gran programa, pero ¿de verdad alguien cree que el guión era ingenioso? ¿Es que acaso eran divertidas las parodias de películas? Pues si alguien así lo cree, se lo quito de la cabeza, porque está terríblemente equivocado. A lo mejor es que la capa de maquillaje que llevaba Corbacho no me dejó ver el divertido transfondo de parodiar "Salvador" con un tío que juega a baloncesto mientras Andrés Montes grita "ratatatatá". A lo mejor es eso, o a lo mejor es que no tenía ni puta gracia.

Mención aparte es el tema de la actitud de entregantes y premiados. ¿Por qué Nawja Nimri y Dani "el-cardo-del-lotto" Martín ni siquiera sabían que tenían que dar dos premios? ¿Unos "artistas" que no se acuerdan de su guión tienen como culmen de la improvisación la frase "no nos acordamos del guión, con lo que los nominados son...". ¿Por qué Bebe tiene que salir al escenario con una cámara de "Caiga quien caiga"? ¿Alguien se imagina a Julianne Moore subiendo con una cámara a recoger el Oscar (salvando todas las distancias)?

En fin, que a mi, por extraño que parezca, me gusta la gala de los Goya, pero la diferencia notable entre años anteriores y éste no la he visto por ningún sitio. Es un hecho objetivo que ha sido más corta, es incontestable que la ha visto más gente, pero las críticas de años anteriores y su ausencia en éste se debe, a mi entender, a un puro y llano criterio de odios personales.

Trataré de corroborar todo esto el año que viene, momento en el que organizaré una fiesta en mi casa con pizzas y cerveza para ver la gala. A ver si así me vuelvo bisexual.

Etiquetas:

miércoles, enero 17, 2007

De profesión antónimo

zapeado por zama


Cuando éramos pequeños y nuestra tía abuela, o un familiar de esos que ves una vez cada 5 años o esa señora que venía a tomar un café a casa y se llevaba siempre las mejores pastas a la boca (la muy gorrona), nos prestaba un poco de atención desde el poderío físico que le da a los adultos esos 80 centímetros de más, solían hacer 4 cosas:

- Darte un achuchón y un beso y dejarte marcado el carmín en el papo.
- Sacarte los colores con alguna frase del tipo "hay que ver que guapo y que vergonzosoooooooo"
- Preguntarte qué tal la escuela (siempre quise responder: "jodida, señora, esta semana me ha tocado llevarla en el corre-pilla todos los putos recreos y encima la cartulina roja que hemos recortado hoy me ha quedado como el culo; así es la vida de los preescolares")
- Preguntarte qué querías ser de mayor

Los adultos y su determinismo. Hoy, ya sin carmín en el papo y mirando desde arriba a los niños, jamás se me ocurriría preguntar a uno qué quiere ser de mayor. Y no por curiosidad, que la tengo, sino porque sé de buena tinta que es una pregunta que carece de sentido en el siglo XXI. No hay más que ver la tele. Las flamencas quieren ser alcaldesas, las alcaldesas consortes quieren ser famosas, las peluqueras quieren ser starlettes, los cantantes quieren bailar, las modelos quieren ser monologuistas, las herederas de imperios quieren ser granjeras, etc.

Y al carro de esta nueva tendencia del mercado laboral se suma laSexta con "Anónimos", programa "donde los famosos dejan de serlo". Llevamos una década de gente no-famosa que quiere empezar a vivir del cuento y ahora va la nueva cadena y le pretende dar la vuelta al calcetín del sueño español. ¿Un atisbo de originalidad por fin en la programación? No, hasta ahí podíamos llegar.

"Anónimos" es perpretado por Ángel Llacer, ex-jefe de planta de la industria cárnica de OT, el cual grita y ríe de manera desmedida ante lo que asegura que es la polla. En el comienzo da unas pinceladas resumen de la temática del espacio: Chenoa se disfraza de perroflauta y se mete entre un grupo de sus propias fans; Pepe Sancho se disfraza de facha y se va a buscar la estatua de Franco y a tocarle los cojones a Quique San Francisco. ¿Es acertado el resumen? Al 100%, como que el programa es sólo eso.

Y con eso amenazan que van a hacer todas las semanas: embadurnar de látex la cara de un famoso, darle un guión, soltarle entre un grupo de conocidos y grabarlo con cámara oculta. En mi opinión eso no da para hora y media, y menos teniendo en cuenta los siguientes aspectos manifiestamente mejorables del programa de ayer:

- El maquillaje. Chenoa parecía "Máscara" y Pepe Sancho parecía Alfonso Arús con la careta de Ramón Mendoza.
- Las situaciones. Chenoa como perroflauta en un grupo de puberfans sólo da lugar a que éstas se queden mirando con cara de pez al elemento extraño del grupo. A eso y a que la presidente del club deje la marca de autoritarismo necesaria en estas sectas: la llamó "chunga". Pepe Sancho buscando la estatua de Franco es un ejemplo de guión paupérrimo y hacer enfadar a Quique San Francisco debería estar tipificado como delito. Ya tendrá bastante el hombre con sus problemas.
- El presentador. Si no te crees tu discurso, no sobreactúes.
- La hora. Quizás a las 4 de la mañana, compitiendo con las teletiendas y los concursos 906, el programa tendría cierto nicho de público. Haciéndolo con House y Los Serrano lo dudo.

Como final del programa y ante lo que se está transformando en tónica habitual, se abre una votación para determinar cual de los dos invitados ha ganado en comicidad, actuación, etc. Como si fuera Eurovisión pero sin Letonia. A este paso, los telediarios incluirán después del tiempo una ronda de votaciones para averiguar cual de los sucesos contados es el ganador del día.

tvzap, twelve points.

viernes, enero 05, 2007

Re: Re-retrovisión

zapeado por zama


Por manidos supongo que resulten aburridos los comentarios a la política de regreso al pasado constante que nos ofrecen las cadenas generalistas y Antena 3 en particularista. Ya lo dije en su día con motivo de unas merecidas vacaciones de semana santa o tras las sorprendente vuelta de "La ruleta de la fortuna". Pero si las teles se repiten como la morcilla, ¿por qué va a ser tvzap menos? tvzap es más, como Canal+, y si Pancho corre por la playa todos los veranos, pues yo reescribo las mismas cosas hasta que se me ocurran temas nuevos que tratar en el blog (se imploran sugerencias, estoy flaco de ideas y gordo de turrones).

Parece que las jefaturas dirigentes de Antena3 han tirado definitivamente la toalla y han enfilado la calle del medio. Todas las novedades que tratan de aportar (considerando novedad a MariTereCampos, con dos cojones) se convierten irremediablemente en un sonoro fracaso, por lo que se han cogido el TP de cuando era la cadena privada más vista allá por finales de los 90 (su único momento de gloria) y han decidido que las grandes apuestas de comienzo del año sean "Manos a la Obra" (rebautizada por algo que me niego a escribir) y "Sorpresa, Sorpresa". Se puede decir que es el canal que más invierte en I+D+I: incompetencia + desatino + involución.

La serie, inexplicable éxito en su edición primigenia, cosechó buen share el día de su estreno, pero ya ha sido superada por "CSI" en su segunda emisión. El programa de los llantos se re-estrena este domingo. Lo bueno que tiene esta política de eterno retorno es que no he de esperar a que emitan el programa, ya lo conozco de sobra, por lo que puedo criticarlo sin tapujos y sin que me llamen prejuicioso.

La base del programa es la siguiente: Isabel Gemio (que grima me da esta tía, cada vez que la veo se me encoje el esófago y se me cierran los esfínteres, que gritan asustados) ejerce de anfitriona en un plató de 2 millones de metros cuadrados en el que sólo hay un sofá blanco. En estos tiempos en los que el precio del suelo está como está, si yo tuviera ese salón aprovecharia mejor el espacio. Frente a ella, unas gradas supletorias con 10mil jubilados traídos en autobús desde los puntos más diversos de la piel de toro, alimentados a la entrada con un botellín de agua y un bocata de foei-gras. Lo que se dice un público difícil.

La Gemio sale al escenario bajando las escaleras de las gradas, como una cabaretera, saludando a lo Mayra Gómez-Kemp a diestro (hola Jesulín) y siniestro (hola señor Manson), con una flor en la mano como muestra de pureza. Tras el aluvión de achuchones por parte de las septuagenarias y tras agradecer al público y a la cadena esta nueva oportunidad, comienza el programa. ¿Y de qué va todo esto? Pues no sé, me resulta imposible clasificar a "Sorpresa, sorpresa" dentro de un formato televisivo: ¿es un reality? ¿es un programa de variedades? ¿es un concurso? ¿es un programa rosa? ¿es todo ello junto? ¿qué etiqueta le pongo a la entrada, por Dios? ¿De qué me sirve haber migrado a blogger beta si luego me encuentro estas dificultades?

Se trata de un espacio "donde todo puedo ocurrir" (me juego 10milmillones de euros a que la Gemio dice esa frase en los 5 primeros minutos de programa), pero en el que básicamente reunen a familiares emigrados con sus consanguíneos de Zamora, le presentan a una niña a David Bisbal y recuperan el gato perdido de una señora viuda. ¿Con qué objetivo? Además de, supongo, hacer feliz a la gente (como si no bastara con el futbol y el alcohol), conseguir una lágrima fácil en los receptores de sorpresas y, por ende, en los espectadores del pastel.

¿Lo consiguen? Pues claro. Ver a gente llorando es la manera más fácil de hacer llorar a la gente. Es como hacer un programa de título "Bostezo, bostezo" con el objetivo de que los espectadores abran la boca: tienes al público ganado desde el principio. ¿Es legítimo? Pues supongo que sí, pero en cualquier caso, es un auténtico coñazo.

Es aburrido porque ya sabemos que es lo que va a pasar. Que sí, Isabel, que a pesar del título no sorprendes a nadie. Ya sé que detrás del escenario está esa hija a la que el padre no ve desde hace 23 años, por mucho que digas que ha perdido el vuelo (me juego 20milmillones de euros a que hace una de estas argumentando que volaba con AirMadrid). El factor sorpresa en la tele se perdió hace mucho tiempo, y lo que nos quieres ofrecer ya lo hace Patricia todas las tardes, "Dolce Vita" todos los sábados e internet y las webcam todos los días.

Entonces, ¿cuál es el futuro de "Surprise, surprise"? Pues que como estos tipos de Antena3 son tan condenadamente listos que han programado el primer programa el día de la final de OT, se va a pegar una hostia que entrará en los anales de la historia y el programa va a durar 2 semanas, las de los 2 especiales que tienen planeados como prueba (o tortura). La paz sea con vosotros.

Post-post: ¿Es posible escribir sobre "Sorpresa, sorpresa" sin hablar del perro y la mermelada? No.

Etiquetas: ,

lunes, diciembre 11, 2006

Pescadilla antes de Navidad

zapeado por zama


Realmente no tengo nada reseñable que aportar sobre el tema enunciado en el título, pero es que el juego de palabras es demasiado molón como para dejarlo pasar. Así que meto piñón y voy a parir un post alrededor de tan ingeniosa ocurrencia, aunque me cueste sangre, sudor y lágrimas.

Spoiler alert: el siguiente post está desarrollado en formato Pescadilla-que-te-muerde-la-Lola.

SANGRE
Resulta que hace un par de semanas Tele5 iba a emitir un documental (sic) sobre la figura de El Pescaílla, que para el que no lo sepa es el que fuera viudo de la extinta faraona, que para el que no lo sepa era Lola Flores, Lolísima, la Lola de España. El Pescaílla era, por meritos propios, por sus gónadas y en conclusión, padre de Lolita, de Rosarillo y de Antonio, terna González-Flores, hijos los tres de la pareja anteriormente mencionada y formada por Lola Flores y el Pescaílla. Sobre la figura de este último, Tele 5 iba a emitir un documental (sic) la semana pasada.

Como el reportaje de investigación estaba vinculado a la presunta existencia de un hijo bastardo del artista anteriormente conocido como El Pescaílla, la madre del presuntamente existente se fue a los juzgados de Plaza Castilla (como si los atascos fueran pocos ya de por sí) e instó a un juez para que secuestrara (judicialmente) la emisión del documental. El juez en sus propias instancias de Plaza Castilla decidió de que sí, y se apareció en la cadena amiga con la policía judicial y un auto (en un mercedes blanco llegó) para parar la emisión y para estupor de Jorge Javier Vázquez, que gritaba ofuscado: "nosotras emitimos, nosotras decidimos". Atención, licencias: la juez no era él, sino que era ella. Plaza Castilla no era tal, que era Jerez de la Frontera. Nonainonaino.

SUDOR
Tele5 indignadísima en sus propias carnes y en sus tertulias, puso las chuletas en el asador y atacó desde todos los frentes: que si ya les vale, que jopetas que pasada, que si la juez-a no ha visto el documental (sic) y que asín no se puede opinar. Todo un equipo de abogados, liderado por Belén Esteban, embarcados en una cruzada para salvar la vida de los inocentes, los débiles, en un mundo de peligros que opera al margen de la ley. El documental (sic) debía emitirse, España no se puede quedar en la ignorancia, está ávida de conocimiento, necesita saber quien es ese bastardo. Que viva la rumba.

LÁGRIMAS
La juez-a, tras la revisión pormenorizada del (sic)umental decide que no hay intromisión en la vida privada de la supuesta madre del supuesto hijo, por lo que levanta la bandera y deja aTele5 libertad para emitirlo, momento aprovechado por la cadena amiga para coger la bandera y pasearla como si acabara de proclamarse república independiente. Así y con el único fin del interés general, caldea los ánimos de los espectadores tratando el tema en todos sus espacios: A tu lado, el tomate, Dolce Vita, El Buscador, Allá tú, la fórmula 1, Bricomanía, ...

Antena3, innovadora como siempre, aprovecha el tirón y se pega a rueda de su rival, emitiendo ayer domingo oooootro rockumental sobre El Pescaílla ("La verdad de Lola"), con la Patiño y su vena hinchada ejerciendo de Patiño y su vena hinchada. Yo, que he visto cosas que vosotros no creeríais, como una edición del año 92 del "1, 2, 3" en el canal 50 de TVE, no puedo con este tipo de programa de investigación, así que para mi la Lola y el Pescaílla pueden perderse en el tiempo, como lágrimas en la lluvia.

Es hora de poner otro capítulo de Futurama.

MORALEJA
La navidad es época de tradiciones. El año pasado repasábamos la lotería, este año toca las broncas familiares. Y, ¿qué mejor que un hijo fuera del matrimonio para joder la cena de nochebuena? Me imagino a la Lola poniendole el pavo por sombrero al Pescaílla y Rosario llorando a moco tendido porque, otra vez, Papa Noel se ha olvidado de traerle el Ibertrén.

No se ha olvidado, gitana mía, que se lo ha llevado al bastardo. Felices fiestas.

Etiquetas: ,

miércoles, noviembre 29, 2006

Que bueno que volviste

zapeado por zama


Ya lo decía Vincent en Pulp Fiction, lo destacable son las pequeñas diferencias. Así, tanto para comparar el remake de una peli con su original, las ofertas de un supermercado con las de otro o para enfrentar a dos países y sus respectivas sociedades, como son Argentina y España, lo divertido no es enunciar lo que comparten sino los pequeños detalles que hacen que se alejen. Sin contar el oceáno, claro está.

Así pues, no es que en Argentina los semáforos estén después del cruce y que girar a la izquierda sea una tarea de pioneros, no es que los peatones se jueguen la vida en cada paso debido a la ausencia del criterio de respeto hacia los humanos paseantes, no es que haya cientos, miles, millones de taxis y que siempre haya uno disponible aunque estés en la zona más recóndita de la ciudad, no es que los coches estén obligados a llevar las luces de día y de noche y que ninguno haga uso de ellas ni de día ni de noche, no es que los pocos que usen las luces las lleven verdes como si fueran gatos.

No es que a pesar de hablar el mismo idioma los términos gastronómicos no se parezcan ni lo más mínimo. No es que a las fresas las llamen frutillas, ni que al maiz se refieran como choclo, ni al pavo como pavita, a las empanadillas empanadas y a las empanadas pastel gallego. No es que los crepes o frixuelos sean panqueques. No es que la pasta se designe invariablamente en italiano, que a las vacas las despiecen en formatos inimaginables, ahora bifé de chorizo, ahora baby beef, ahora te traigo vacío, marchando una tira de asado (que está hecha a la parrila). No es que tengan un espectro de guarniciones tan amplio como la Pampa.

No es que tomen mate como quien respira, no es que los bancos estén vallados como cárceles desde el último corralito, no es que la casa rosada tenga una verja de protección a 20 metros, no es que se besen siempre todos con todos en todas ocasiones cuando se ven y cuando se despiden, no es que brinden en cualquier comida, no es que las fachadas se esfuercen en ver quien tiene los anuncios más grandes en una absurda competición de fealdad, no es que todos tengan claro que dentro de 4 años les toca otra crisis.

No es que a las chicas se les llame minas y a los chicos pibes, no es que los autobuses sean colectivos y los líos quilombos. No es que se use el gerundio para todo y que si dices coger oirás risitas. No es que en la capital vivan 18 millones de personas y todas parezcan caminar a la vez por la calle Florida. No es que las manzanas sean cuadras y estas tengan invariablemente 100 números, no es que las parcelas midan todas 8,66 metros, no es que las aceras sean responsabilidad de la comunidad de vecinos y cada uno pone la que le da la gana, no es que los árboles no sean podados y entren por los balcones de las casas, no es que los parquímetros anuncien que deben ser abonados con monedas de curso legal.

No es que les guste el polo ni que bailen tango por la calle. No es que compartan en menos de 20 metros zonas de lujo y opulencia con barriadas de chavolas.

Lo realmente destacable, lo que marca la diferencia entre España y Argentina es, sin duda alguna, la tele. Son los 80 canales que cualquier habitante tiene, es la ausencia de cadenas generalistas como aquí las conocemos, se trata de la abundancia de temáticos de fútbol, de pelis y series en versión original, de noticias, de música, de realities. Lo que varía de un sitio a otro es la oferta tan amplia, imposible de abordar en una semana. Tan imposible como tratar de conocer Argentina en tan poco tiempo. Aun con estas, he podido llegar a una conclusión, higlight de todo el discurso y que me hará replantearme mis viajes al extranjero:

Los Simpson en sudamérica no tienen ni la mitad de gracia. La demostración, como no podía ser de otra manera, está en las pequeñas diferencias. Por ejemplo, la mítica frase de Bart "Yo no he sido" la transforman en un simplón "Yo no fui". Serán boludos.

Etiquetas: , ,

viernes, noviembre 17, 2006

Para domar a las fieras

zapeado por zaperu


La 2 estrenó hace unas semanas Leonart (de lunes a viernes a las 19:00) con el que intenta acercar la ciencia a los más jóvenes, explicando los conceptos básicos de la ciencia y poniéndolos en práctica mediante sencillos experimentos.
Desde su laboratorio Leo nos va contando, con ayuda de su mayordomo–androide Watson y de su ordenador Sofía Q (que podría ser la novia de HAL 9000), la lección del día. Es ameno y la historieta en la que envuelven lo que hay que aprender está bien interpretada. ¡Un aplauso para los tres actores!.
También tiene su parte de manualidades con Donna Lisa donde se invita a los chavales a la participación enviando fotos de sus trabajos para el museo del programa. Además de cultivar el cerebro hay que aprender a utilizar las manos. ¡Otro aplauso para Donna Lisa!.
Este programa me recordó 3, 2, 1...contacto que contribuyó a amueblar la cabeza de los niños y adolescentes de los primeros 80. Y a Sonia Martínez, su más famosa y desgraciada presentadora que cayó víctima de los excesos. Una más de la larga lista de muertos de fama.

También en la 2, pero a las 20:00, están reponiendo Blossom. En un capítulo, Blossom y su padre Nick Russo ironizan sobre una serie de TV en la que los miembros de una familia se cuentan sus problemas y se ayudan a resolverlos. ¡En sólo 20 minutos!. Mil veces mejor esta serie sobre adolescentes que los varios clones de Rebelde Way, llenos de hormonas y estupideces.
Otras reposiciones que merecen la pena se ven en la autonómica TPA. La auténtica Matrimonio con hijos, con los Bundy originales y que a pesar de los años siguen siendo más cañeros que los Camacho nacionales, y la mítica Get Smart! con Maxwell Smart, el superagente 86, haciendo de las suyas junto a la sexy 99. Son las mismas torpezas de siempre, pero a mí me siguen haciendo gracia.

Espero que algún canal (a poder ser de uno que se vea en mi tele) se compre en un saldo unas temporadas de M.A.S.H. y las programe en un horario razonable. Así podremos zanjar una cuestión que ha estado turbando la razón de teleadictos varios el último año. ¿Cuál es el médico más cínico y cáustico de la tele? El superexitoso Dr. House o el añorado Hawkeye (Alan Alda) y su tropa de médicos en la guerra de Corea.

Deberes para el fin de semana: Levantarse tempranito para ver en Cuatro unos capítulos de Galactica.

Etiquetas: , ,

martes, noviembre 14, 2006

Y dos huevos duros

zapeado por zama


La guerra de las metapreferencias, frente abierto por placebo tiempo atrás, trataba de algo así como que una cosa son tus gustos y otra cosa lo que te gustaría que te gustara. En aquella batalla se hablaba de Gran Hermano, pero hoy el tema va de series. ¿Me gusta "Prison break" o me gustaría que me gustara? Pues el otro día mientras planchaba llegué a la siguiente conclusión: me gustaría que me gustara más. Es decir, "Prison break" es mi metapreferencia preferida. Pero le encuentro peros.

¿Y cuál es el principal de estos? Pues que la serie comenzó de una manera tan intensa que difícilmente podía seguir el ritmo, y así lo confirmo cuando llevo vista casi la mitad de la primera temporada. Que nadie se lleve a engaño, le da mil vueltas a muchas otras series y programas. Es mi actual primera opción de descarga tras "Perdidos". Pero para que se hagan una idea de lo que quiero decir con el tema del ritmo, hagamos el ejercicio (casi imposible) de resumir el episodio piloto de "Prison Break". Aguanten la respiración y lean una pequeña sinopsis:

Un tío que se llama Michael se lía la manta a la cabeza (metafóricamente) y se tatúa el cuerpo entero (realmente). Entonces se va para casa (una mansión superpija) y se dedica a destrozar lo que parece un detallado trabajo de investigación que habría realizado durante años. Tras eso, va a atracar un banco con evidente desgana y es capturado por la policía. En el posterior juicio y a pesar de que su abogada (la cual se parece a la de las chicas Gilmore, pero que no lo es) le trata de convencer de que luche por su libertad, casi casi pide a la jueza que le envíen a la cárcel, a más poder a una de su elección (Fox River). Bendita casualidad que lo consigue, viva el sistema judicial americano. Mientras, la abogada Gilmore organiza su boda con su novio, lo cual y el cual no tienen nada que ver con todo lo hasta ahora contado.

Michael ingresa en prisión y hace buenas migas con su compañero de celda (Sucre o Sucker o Zucer), hasta el punto de ayudarle a pedir en matrimonio por carta a su novia, la cual no parece estar muy interesada en el asunto y apenas da señales de vida: ni contesta a las cartas ni le va a ver en los vis-a-vis (ni que fuera la Pantoja). Cuando caminan por el patio, el compañero de celda le presenta a la peña y como se organizan: esos son los negros, esos los blancos, estos se van a matar de un momento a otro. También le enseña a un mítico preso que tiene un gato y que una vez se tiró en paracaidas con un montón de dinero (el típico delito) y a otro que es el malo de Fargo y el nihilista de El Gran Lebowsky pero con unos cuantos kilos de más. Éste último es quien corta el bacalao a la hora de asignar un trabajo a los presos (viva el sistema penitenciario americano). Michael camina por el patio y va tirando figuras papirofléxicas por las alcantarillas y estudiando en detalle su recorrido por las cloacas (un hobby como otro cualquiera). También tira revistas (pero esto tiene un fin, no es una afición). Como un día investiguen las cloacas de las cárceles americanas va a aparecer allí hasta Luca Brasi jugando al mus.

En uno de los devenires por el patio ven al otro lado de una valla a un tío acurrucado, sobre el que el compañero de celda dice que se trata de un condenado a muerte. ¿Por qué? Pues por matar al hermano de la vicepresidenta (no dicen de qué, no hay tiempo, más madera, esto es la guerra). Michael le dice a su compañero que se trata de su hermano (se apellidan distinto, de lo que se concluye que no son univitelinos) y que le quiere ayudar a escapar de prisión. Entonces, tras un cortinilla un poco estresante, aparecen dos tíos en el mundo exterior a la carcel, parecidos a seguratas de discoteca, que están preocupados (sobre todo uno, que parece más ético que el otro, a pesar de tener claramente la constitución física de una persona con pocos principios, incluyendo el mentón prominente). El que parece el jefe de los dos, que de ahora en adelante llamaremos "el encargao", le quita hierro al asunto. ¿Cuál es el asunto? Pues que la ejecución del hermano de Michael no va todo lo rápido que ellos quisieran. Aquí dejan intuir que algo se cuece en la condena a muerte del hermanísimo, algo turbio. Ya sabeis como se hacen estas cosas, música de intriga (tchan, tchan), miradas sibilinas, etc. Por si acaso el encargao le dice al del mentón que vaya a visitar al cura (no aparece por ningún lado, pero existe) que es el que está moviendo el pastel para retrasar la ejecución (tranquilos, sólo queda la mitad del episodio).

Michael sigue su periplo en prisión y se da de bruces con un carcelero cabroncete que promete hacerle la vida imposible. Pero hete aquí que a su vez conoce al Papa, que no es más que el alcaide (que se apellida Pope) el cual está construyendo el Taj Mahal con palillos para su esposa (no es coña) y, claro, como Michael es arquitecto, le pide ayuda. Eso le viene que ni pintado al prota porque así ya tiene un enchufe guapo.

A todas estas (que ya son muchas pa 40 minutos), el malo de Fargo resulta que es un mafioso que está en la carcel porque un chivato llamado Fibonacci se fue de la lengua en su día. Y resulta que Michael, que es el tio más listo de la galaxia, sabe dónde está el individuo en cuestión (el de la mafia, no el de la sucesión). Ese conocimiento lo usa como moneda de intercambio con el de Fargo para conseguir un puesto de trabajo. De esta manera le implica también en la huida, ya que el de Fargo tiene ¡un helipuerto en las afueras! Viva el sistema aeronáutico americano.

Entonces la abogada Gilmore, que en su momento tuvo un affaire con el condenado a muerte, se entera de que el cura pastelero ha muerto en extrañas circunstancias. Cuando se lo cuentan pone los ojillos así como achatados, lo que quiere decir claramente que se huele algo oscuro en esa muerte. ¿Tendrá que ver el del mentón en el fallecimiento? (tchan, tchan). A todo esto, el hijo del condenado se mete en algún lio y la ex del pendiente de ejecución le manda a la cárcel para que su padre le reprenda (con toda la autoridad moral que suele tener un condenado a muerte). El hijo pasa de él como de la mismerrísima mierda y el ejectubale se pone mohíno. Entonces se va a la iglesia (de la cárcel) y allí se encuentra a su hermano, Michael. El hermano, sorprendido, pregunta que qué hace ahí y le contesta que para ayudarle a escapar. Después Michael se va a la enfermería y conoce a la médica, la cual, en el cúmulo de las coincidencias, resultaser la hija del gobernador que decidirá si ejecutan a su hermano. Michael pone ojos de aviesas intenciones hacia un desagüe de la enfermería e informa de que tiene diabetes, con lo que va a tener que acudir a ver a la médica habitualmente y ver si así dan salida a esa tensión sexual no resuelta.

Ya lo tenemos todo: un chico bueno, una abogada implicada sentimentalmente, un injustamente condenado a muerte hermano del chico bueno, unos conspiradores con influencias, una médica ligera de cascos, un alcaide con bigote, un guardián hijoputa, un compañero hispano, un nihilista, un helipuerto, cientos de hombres recluídos, miles de tramas abiertas y un objetivo: escaparse de la cárcel. ¿Y cómo lo van a hacer? Pues gracias a que los tatuajes que Michael tiene en el cuerpo representan los planos de la cárcel si los miras con los ojos achatados. ¿Cómo los ha conseguido? Pues porque durante la construcción de la cárcel estaba trabajando para una subcontrata de "Cerramientos y Prisiones, S.A." Viva el sistema laboral americano.

Arf, arf.

Y luego dicen que "Perdidos" es complicada.

Etiquetas:

viernes, noviembre 10, 2006

TeleRealidad

zapeado por zaperu


La tele realidad se asoma a mi pantalla. Y lo que muestra son cosas espantosas.

En los telediarios, como si de un videojuego se tratase, los francotiradores israelíes juegan a pegarle tiros a los palestinos, y lo mismo les da que sean unos muchachos armados con piedras que un grupo de mujeres desarmadas. En la pantalla siguiente, cambian de arma y se pasan al más contundente carro de combate con el que no deben ser tan hábiles porque, tras errar el blanco por 500m, se llevan por delante a 18 civiles, entre ellos 8 peligrosos terroristas menores de edad. El gobierno israelí lamenta (pero no condena, ¿no os resulta familiar?) la acción sobre Beit Hanun y trata de justificarse afirmando que se trató de un fallo técnico:
– “Es que el sargento me dio las coordenadas en metros, pero como el carro de combate es americano las distancias las mide en yardas ... y claro, ¡me hice un lío con las unidades!” . Podría ser la explicación oficial.

Los informativos también hablan, cada uno arrimando el ascua a su sardina, de nuestros propios terroristas. Otegi y sus compinches siguen instalados en su Euskal Herria de las maravillas, mientras el PP sale cada día con una nueva barbaridad, como las declaraciones de Ignacio Astarloa del pasado jueves. Los delegados de los partidos en los medios de comunicación no dejan pasar una oportunidad de lanzarse los trastos a la cabeza. El miércoles en 59 segundos, después de una primera ronda de intervenciones sobre los resultados electorales en EE.UU. en la que todos estaban básicamente de acuerdo, Isabel San Sebastián no pudo con tanto buen rollo y se lanzó a pegarse con Eric Sopena sobre el 11M.

Volviendo a las elecciones americanas. Si una felación es motivo de impeachment, ¿no merecería uno George W. Bush por sus desatinos en Irak?.

En la telerealidad de mentira, los llamados reality show, también muestran cosas espantosas, como la versión que las triunfitas Mercedes, Saray y Lorena hicieron del clásico de los Rolling Stones "Jumpin’ Jack Flash". A mi en casi me daban ganas de llorar y hasta llegué a sentirme ofendido, como se sentiría Rouco Varela si en su presencia te meas en un crucifijo. La semana siguiente se atrevieron con otro clásico “My sharona” de los californianos The Knack. Preveía un despropósito similar al de las tres nenas con los Stones, pero Moritz y Leo hicieron una versión cuando menos digna del tema.

También hay espanto en GH8. Eso es precisamente lo que produce el comportamiento de Javier, Dani Rubio, Laura y Pulpi. Eso fuera de la casa se llama acoso y es muy políticamente incorrecto. A la dirección del programa no debía de parecerles muy bien el comportamiento de estos cuatro gilipollas porque cambió el sentido de las nominaciones para tumbarles la estrategia y diseñaron un sorteo de líder claramente condicionado y que les perjudicaba. Conclusión: tres de los cuatro nominados y la audiencia contenta. Que se vayan preparando para el recibimiento que les va a dar el público cuando abandonen el programa.

Deberes para el fin de semana: ver poco la tele y follar mucho.

Etiquetas: , , , ,

lunes, octubre 30, 2006

La invasión de las ultrateles

zapeado por zama


Las pantallas planas sobrevolaban la ciudad, escrutando desde muchos metros los posibles elementos de carroña con los que poder darse un festín más adelante, cuando la tarde se comenzara a teñir de ocre. Bajo ellas, una bandada de descodificadores TDTs gorgojeaban, cambiando de rumbo azarosamente, ejercitando sus pequeños chips y buscando algún alimento fácil: una telenovela abandonada en el suelo, un trozo de zapping a medio comer por algún humano poco hambriento. Los aparatos con tubo catódico reposaban cansados en los gruesos troncos de los repetidores, esperando desesperados la cada vez más cercana muerte digital que les sobrevolaba.

La tele de pago oteaba el horizonte, con majestuosidad, sobre la loma desde la que se podía comenzar el descenso al núcleo urbano. Sentada sobre sus cuartos traseros, volteaba de vez en cuando la cabeza para vigilar a sus canales temáticos, que jugaban entre ellos en un puro ejercicio de reforzar los vínculos entre la especie.

Desde mi casa se oían claramente los chillidos enfurecidos y desesperantes de las operadoras de cable, luchando unas con otras por acceder a la única charca que aun tenía cuota de mercado en esa época del año. Actuaban temerosas, con el miedo en el cuerpo de que la tele de pago se pusiera súbitamente en acción y corriera tras ellas, pondiendo en serio peligro sus vidas.

Las teles generalistas correteaban por los parques y jardines, al lado de los humanos, atados en corto por la cuerda publicitaria y lamiendo las manos de sus dueños. Alguna de estas, otroras mascostas favoritas, habían contraído una extraña enfermedad que les había hecho perder share hasta unos extremos casi mortales y de unos meses para acá apenas podían seguir el ritmo de sus congéneres. Los nuevos cachorros de la camada, en cambio, se mostraban sorprendentemente despiertos y juguetones.

Las antenas y repetidores, típica flora de esta naturaleza, ejercían de testigos imperturbables del paso del tiempo, mutando de mucho en mucho. Se sabían imprescindibles en el ecosistema, en el telesistema. Su vida trasncurría anclada y sin peligro, sin depredadores ni amenazas al margen de la meteorología, riesgo de cualquier forma inevitable.

Era un día más en el planeta televisivo.

Pero cuando toda la flora y fauna televisiva creía que el ciclo de la vida era estable y que la situación perdudaría así para siempre, siempre jamás, ocurrió algo inaudito. Apareció por encima de las pantallas planas, por encima de las nubes, venido desde más allá de la galaxia. Un objeto, un ser inexplicable, un OVNI de dimensiones descomunales, una especie totalmente nueva. Ninguno de los ejemplares existentes tenía conocimiento de ella ni la había visto jamás antes. Hombres y bestias levantamos las cabezas hacia el cielo y temblamos.

Había llegado internet. Y ya nunca nada fue como hasta entonces.

Etiquetas: ,

lunes, octubre 16, 2006

¡Cumpleaños total!

zapeado por zama


Saltándome a la torera el contenido habitual y formato de este blog, celébremos con albricias y alboroto el cumpleaños de tvzap. Hoy hace un año, un maldito domingo (como no podía ser de otra manera), nacía la presente bitácora. Te cagas.

Desde entonces y hasta ahora, aquí se han vertido críticas (positivas, negativas, constructivas o destructivas) a los programas de la tele, con los siguientes planteamientos básicos:

- tvzap es la crítica televisiva más crítica de la televisión española de españa. La razón del tagline es que contiene dos veces la palabra "crítica", dos veces la palabra (o familia) "televisión" y dos veces la palabra (o concepto) "españa". Me creía que iba a ser el rey de google.

- Los posts no deben dedicarse a dar meras informaciones, sino opiniones. Deben constituir críticas a algún programa / espacio / presentador / personaje / cadena / grupo de espectadores, ya sea para bien o para mal. tvzap no es un agregador de noticias. También son válidas las comeduras de tarro o circunstacias de la vida del autor/es, aunque esto no debe convertirse en procedimiento habitual y tienen que estar, obviamente, vinculadas con la tele.

- No se estila dedicar varios posts a un mismo tema: una vez hablado de algo, se considera cerrado el asunto.

- Nunca se incrustan (ni se linkan) videos de YouTube ni similares. Las razones son desconocidas incluso para mi, pero tomé una decisión y he de morir con ella. Tampoco, aunque ha habido excepciones, se linka a otros blogs.

- Se habla de tele emitida en España. No es un rollo nacionalista, es que es la única que puedo ver.

- Al post debe acompañar una foto, al comienzo, a la derecha, en tamaño pequeño. Se valora ponerle un nombre coñón y que tenga que ver algo con el contenido del post, aunque sea en la retorcida imaginación del autor.

- En cada párrafo, separados estos por líneas en blanco, debe haber unas cuantas palabras en negrita. Queda como muy profesional.

Como no volveré a dedicar un post de autobombo hasta dentro de por lo menos un año, trataré de alimentar mi ego lo suficente en las siguientes líneas, por lo que ruego diculpen las estadísticas a continuación mostradas:

- 71 posts. Uno de media cada 5,1 días.
- 317 comentarios. 4,5 comentarios de media por post.
- Más de 18200 visitas. 50 visitas diarias de media.
- Máximo número de visitas en un día: 674 (6 septiembre 2006)
- Máximo número de visitas en una semana: 1710 (4-10 septiembre 2006)
- Máximo número de visitas en un mes: 5110 (septiembre 2006)
- Títulos más molones de un post (Zama's point of view "ZPW"): "Conectamos con la masa" y "La metáfora del zombie intercalado"
- Títulos menos acertados de un post ZPW: "49 años de éxito" y "Tantos safities como Gibsons"
- Posts más exitosos en visitas: "La historia cambió su curso (I y II)" y "Ella y su seso débil"
- Programa más veces vilipendiado: "Allá tú"
- Autor más prolífico: zama, 57 posts
- Autor menos prolífico: zaperu, 14 posts
- Links hacia tvzap que más ilu me hacen ZPW: elmambotaxi, chicadelatele
- País más extraño desde el que han accedido al blog: Emiratos Árabes Unidos (jamás serán vencidos)
- Número de intentos de cambiar la plantilla y/o la imagen de cabecera: 2 millones.
- Idem finalizados con éxito: 0
- Número de convocatorias a castings: 1
- Horas de televisión consumidas: unas 700

A continuación van todos los diferentes encabezamientos que en uno u otro momento han figurado en la parte superior de la ventana:

tvzap - el único blog que...
... se llama tvzap
... sólo ve los documentales de la 2
... tiene un encabezamiento caduco
... euq golb ocinú le - pazvt
... no se baja pelis del emule
... no ve Gran Hermano
... no incrusta videos de YouTube
... no destripa Perdidos
... no tiene los derechos del mundial
... no descansa en agosto
... no toma testosterona
... no se rompe los metatarsianos
... no obstaculiza a Massa
... no consigue cambiar su plantilla
... no compra acciones de Endesa
... no aprieta las tuercas de Alonso
... no roba escaños
... no realiza pruebas nucleares
... no celebra cumpleaños

Gracias a los lectores habituales, a los esporádicos, a los blogs que linkan a tvzap, a los que dejan comentarios, a los que entran por error buscando famosas desnudas (que son muchos), a los que sólo quieren la sintonía de la Pantera Rosa, a los que se fijan en los detalles, a los que no, a los que sólo ven las fotos y no se paran a leer los mamotretos habituales.

El año que viene volveré a hacer otro estúpido repaso como este. Pero además, también deberé hacerlo en cinezap, blog que desde hoy queda solemnemente inaugurado.

Es del mismo palo pero con pelis. Y tampoco habrá YouTubes.

Etiquetas:

miércoles, octubre 11, 2006

La ecuación Newton-Bisbal

zapeado por zama


Estrofa 1
Todo aquel que tenga unos mínimos conocimientos científicos sabe que la Mecánica Clásica no es más que esa parte de la Física que explica los movimientos de los cuerpos sometidos a cualquier fuerza, con los condicionantes de que es válida para objetos macroscópicos y con velocidades no comparables a la de la luz.

¿Por qué estas salvedades? Pues porque si tenemos cuerpos sub-atómicos nos metemos en el terreno de la Mecánica Cuántica y si tenemos objetos que van a toda hostia nos metemos en la Mecánica Relativista.

La Mecánica Clásica se formula en base a las tres leyes de Sir Isaac Newton. A saber de manera resumida: 1. Si no actuas sobre un cuerpo, este sigue en reposo o en movimiento rectilineo uniforme. 2. La fuerza que actua sobre un cuerpo es proporcional a su aceleración. 3. Ley de acción y reacción: cuando un cuerpo ejercer una fuerza sobre otro, éste ejerce sobre el primero una fuerza igual y de sentido opuesto.

Estrofa 2
Todo aquel que tenga unos mínimos conocimientos televisivos sabe que "Operación Triunfo" no es más que esa parte de los realities que exprime futuribles dotes musicales de jóvenes incautos, sometidos a una productora televisivo-discográfica, con los condicionantes de que es válido para el ámbito de las radiofórmulas y para edades no comparables a la adultez.

¿Por qué estas salvedades? Pues porque si tenemos mediano criterio musical nos deleitamos con otro tipo de música y si no tenemos menos de 16 años no nos emocionamos con los sueños de éxito de cualquier desconocido que nos planten delante.

Operación Triunfo se formula en base a las tres leyes de La Trinca. A saber: 1. Si no moldeas a un aspirante en imagen, forma y comportamiento, éste sigue en el reposo del ostracismo musical o en el movimiento recitlíneo y uniforme de las orquestas de fiestas de pueblo. 2. El parecido a Bisbal que tenga un aspirante es proporcional a sus probabilidades de aparecer en el programa. 3. Ley de acción y reacción: toda aspirante a estrella incrustada a la fuerza en la televisión, radiofórmulas y garitos de moda a través del canuto de Operación Triunfo, genera una repulsión de igual magnitud en los espectadores afectados.

Puente
¿Se creía "Operación Triunfo" que iba a dejar pasar 5 ediciones del llanto-concurso sin mencionarlo? Ni de coña, ya tenía yo ganas de coger a este formato por el cuello y meterle la cabeza en agua hasta que dejara de patalear.

Estribillo
Allá por mi infancia La Trinca era un grupo de bufones que adaptaba melodías populares con letras ingeniosas (o eso me parecía a mí) para cantarlas por la tele y en casettes de gasolinera. Pero hete aquí que sus mentes dieron para más y poco a poco se fueron dedicando a los negocios. ¿Alguien recuerda "La parodia nacional"? Pues fue el primer paso de una estrategia de arrinconamiento del espectador que ha terminado desembocando en 5 ediciones de Operación Triunfo, a razón de 14/16 aspirantes por temporada = 75 nuevos artistas recién descubiertos gracias a interminables castings también retransmitidos.

¿Y bien? Pues que yo, aquí donde me leeis, no vi ni la primera, ni la segunda, ni la tercera edición de OT (excepción hecha de las finales, acontecimientos televisivos que todo buen friki no se puede perder). De la cuarta me tocó tragármela en mayor o menor medida (las circunstancias cambiantes y el mando a distancia compartido dictaron sentencia). Y mi opinión al respecto es que, tras analizar pormenorizadamente el comportamiento de los diferentes Bisbales y Chenoas que pueblan la quinta edición he de concluir a modo de cierre de canción con voz en falsete y enseñando dientes:

- Que flipo con la peña que pone todo su empeño en tratar de ser un artista a través de este espacio de manufactura cárnica.
- Que existe en España un patrón de comportamiento marcado a fuego en los genes de determinados jóvenes que me hace temer por el futuro de la especie.
- Que el formato auna telerrealidad al más puro (puto) estilo de encierro (tipo GH), con el típico mítico espectáculo de variedades y con la ronda de puntuación importada de Eurovisión. Y que bajo mi punto de vista en el primer aspecto GH es insuperable (frente abierto para una nueva guerra), sobre el segundo, no me gusta la canción lírica y las melodías empalagosas y/o los éxitos de radiofórmulas (y mucho menos cantados por novatos). Finalmente, sobre las puntuaciones/eliminaciones/nominaciones/votaciones, estas cosas sólo emocionan cuando te sientes identificado. Y qué quereis que os diga, en absoluto me siento involucrado en el devenir de las aspiraciones de ninguno de los triunfitos que hasta ahora OT ha parido.

¡¡¡¡Oooooohhh yeeeeaaaaah!!!!

Etiquetas: ,