tvzap

martes, abril 10, 2007

Casas de ricos

zapeado por zaperu


Callejeros es un programa de Cuatro (viernes después de la noticias, casi siempre) que veo esporádicamente. Y últimamente con mayor frecuencia.
El viernes pasado, mientras algunos de nuestra especie acudían a las celebraciones de la pasión y muerte de Jesús, el programa nos enseñó (a los que nos quedamos en casa) cómo son las casas de algunos seres humanos.

Un ¿apartamento? (más de 700m2) en Marbella repugnantemente ostentoso. Pertenece a una familia europea, una más de sus varias residencias. Precio: sobre 5 millones de euros.

Una casa en una exclusiva urbanización en Cádiz (creo recordar). Tropecientos m2 entre jardín y casa. Con piscina, sauna, gimnasio, un vestidor más grande que muchos minipisos, sala de cine, supercocina. Es la casa de una irlandesa ex-broker y un inglés financiero. Se mudan por razones laborales. Precio: casi 6 millones de euros.

Familia de editores de Madrid vende casa enorme y estupenda. Los hijos han volado del nido –al menos dos, porque el tercero aún sigue ahí y ya se le ve madurito (¡¿problemas de hipoteca?!)– y la casa se les hace demasiado grande. Y tanto: 3 hijos, 3 amplias habitaciones con 3 amplios estudios. Excelentes suelos. Precio: entre 5 y 6 millones de euros.

Casa de diseño diseñada por el dueño; un arquitecto supercool que ha pensado la casa para que sea lo más en cuanto a residencias para seres humanos. Con muchas cosas muy diseñadas y muy artísticas. Ellos afirman que viven ahí y que es estupenda. Yo no me creo que se pueda vivir en toda esa casa. Precio: más de 7 millones de euros

Y la traca final. Decenas de miles de metros cuadrados en lo algún día fue un monte, en la costa de Mallorca. Impresionantes vistas al mar. Unos 3000m2 construidos. Dos piscinas: una climatizada dentro y otra sin climatizar fuera. Un garaje para ¡11 coches!. La decoración es Ikea-minimalista. El tipo de la agencia inmobiliaria, un excampeón infantil de tenis de Hamburgo, dice que la amueblan un poco porque no queda bien enseñar todo eso vacío. El agente alemán, que llegó en helicóptero aprovechando el helipuerto de la finca, afirma que para mantener esa casa es necesario un servicio de al menos 4 personas. Precio 50 millones de euros.

Callejeros ha dedicado varios programas a la cuestión de la vivienda. En alguno se mostraban las llamadas infraviviendas, en otro sufridos hipotecados ponían en evidencia la avaricia de las constructoras, mostrando un amplio catálogo de defectos en sus viviendas.

Todo lo cual puede sugerir muchas preguntas; en particular las siguientes: ¿no debería ser ilegal, o al menos inmoral, alcanzar semejante nivel de riqueza?, ¿no deberían estar mal considerados socialmente, como las yonquis, o los gordos, o las feas, o los tontos?.

3 Comments:

  • Yo ví ese programa. Normalmente los viernes me cogen por banda con algún plan y no puedo resistirme después de la semana de trabajo.

    Y sí, recuerdo particularmente la del helipuerto. Tan excesivo que personalmente tiene que ser una miseria la persona que vive ahí. No son prejuicios, es la evidencia de que quien busca eso porque cuanto más mejor tiene un sentido de la vida y las cosas más que alejado del mío.
    No sé que penarían de los 70 metros en los que vivo y comparto con un compañero. Tocamos a 35 cada uno.

    Y al broker de bolsa lo pondría yo a currar de verdad, en pleno agosto en un campo de tomates extremeño. A ver si tiene tantos huevos como en la bolsa y tiene tanta soltura como con las acciones.

    ¿La misma consideración social que los yonquis? Bueno, salvando las distancias, unos son adictos a sustancias psicotrópicas y los otros a su riqueza y estilo de vida. En ambos casos, dos adicciones claramente perjudiciales.

    Saludos desde el aire.

    By Blogger elbuenaviador, at 9:23 a. m.  

  • Yo personalmente prefiero los psicotrópicos, y creo que las drogas pueden dar más placer que la riqueza. El problema, como siempre, viene con el desequilibrio: demasiada riqueza y demasiadas drogas producen infelicidad. (los ricos también lloran, ¿no?)

    By Blogger zaperu, at 10:42 a. m.  

  • A mi esa gente también me repugna. Y soy completamente sincero cuando digo que no les envidio. Esa gente no se puede ir de cañas con los colegas.

    By Blogger Tartamundos Trotamudo, at 11:49 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home