tvzap

jueves, noviembre 24, 2005

zapeando en tiempos revueltos

zapeado por zaperu


Hay que ver con qué programas hacemos la digestión los españolitos que sólo disfrutamos de las teles generalistas (y que tenemos la inmensa fortuna de no tener que volver al tajo después de la comida).

Yo hace años era de esos que dormía la siesta mientras contemplaba como unas leonas del Serengueti se zampaban a un atílope o cómo mamá elefente le servía una tremenda defecación a su cría con la que el pequeño elefante iba a nutrir su flora intestinal (y riete tú de los Bifidus). Con el paso del tiempo ya había visto todos los documentales sobre fauna africana que en el mundo se habían filmado, así que ya no me acerco a las documentales de la 2, a no ser que sea viernes y aparezca por alli ese colgado de "Lonely Planet" (Ian algo).

Hubo un tiempo en el que me aficioné a la casquería de Tele5 con Jorgejavier y su pechugona partenaire. Pero me pasó como con los documentales de la 2, que me cansé de hienas y buitres. Intenté animar la siesta con los Gavilanes y durante un época cumplieron su función de llenar el tiempo que hay entre que terminas de comer y te decides a hacer algo útil de tu vida por la tarde. Me recordaba mis años de adicto a Cristal y cómo muchos de sus capítulos pretendidamente dramáticos acababan siendo desternillantes.

Últimamente dormito (aunque algunos días no lo consiguo) con los amores revueltos de la Primera. "Amar en tiempos revueltos" es un culebrón, con todos los ingredientes del género, pero hecho en España, por los que marca distancias con lo que nos viene de las américas y se parece más a "El Super" o "Al salir de clase". O incluso al "Cuéntame...", pero hecho con un poco más de prisa. Utimamente Los Robles (familia protagonista de adeptos al régimen) parecen los Alcántara de los años 40, que desayunan en familia mientras tratan los temas de la actualidad del momento (en este caso la intervención de EEUU en la 2ª Guerra Mundial). Otro paralelismo con el "Cuéntame..." es la nacionalidad del propietatrio del bar en el que se reunen los protas. Si Antonio Alcántara se toma sus vinos en el bar de Tinín, originario del planeta Axturias, los de los amores revueltos se los toman en el bar El Asturiano con dueño de nombre ¡Pelayo!. En fin, que alguien le diga a los guionistas de televisión que por aquí hay algo más que chigreros y conductores de fórmula 1.

Y para acabar una curiosidad. No estoy seguro al 100%, pero creo que en un papel secundario (una monárquica cotilla) sale la actriz que le ponía la voz a la Bruja Avería.

Hasta otra siesta.

1 Comments:

  • Albricias! Con este post se inaugura la que espero sea una prolífica colaboración por parte de zaperu en el blog.

    Él nos podrá ayudar a abarcar todo el espectro de franjas y cadenas.

    Sobre "Amar en tiempos revuletos" no tengo opinión, su emisión no coincide con mis horas de asueto. Pero sí puedo decir que su título me evoca anuncios de turrón. Debe ser que se acerca diciembre y los centros comerciales ya tienen colgado el espumillón.

    By Blogger zama, at 10:01 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home