tvzap

miércoles, enero 18, 2006

La pierna de cordero es cordero

zapeado por zama


En medio de las navidades la marabunta me arrastró hacia un céntrico centro comercial de una céntrica plaza de una céntrica ciudad del centro de España. Yo no quise, pero salté, mis pies despegaron del suelo y a los cinco minutos la masa me había llevado en volandas a la sección de juguetes delcortinglés. Y lo agradecí eternamente porque me di de bruces con Cansado, el de Faemino y Cansado, que miraba absorto un microscopio infantil.

A juzgar por el número de programas de humor que salpican las parrillas de las teles generalistas, eso de que es más fácil hacer llorar que reir no se sustenta por ningún lado. Parece que arrancar una carcajada está tirado y lo puede hacer cualquiera. Como muestra un botón: yo me he sorprendido a mí mismo sonriendo con Los Morancos pegandos gritos, o con Bartolo, el protagonista de cualquier programa o especial de Cruz y Raya. Más demostraciones: "Noche de Fiesta", entre desfile de lencería y actuación de Bustamante, tenía sección de humor. Esa de las parejas de distintas edades en la cama. Pues bien, está claro que cierta parte de la población española disfrutaba con ello. Las personas que asistían a la grabación del programa y que pagan ahora por ir al spin-off en forma de obra de teatro, dan fe de ello.

Tenemos otros programas más arriesgados. El denominado humor vasco, con "Vaya semanita", "Agitación + IVA" y "Made in China", deriva hacia el gamberrismo políticamente incorrecto, pero, a pesar de lo grueso de sus sketches, no supera a la ironía de "Los guiñoles", de los que bajo mi punto de vista, han bebido pero sustituyendo el latex por la carne euskalduna.

Tenemos también las meras representaciones de chistes o SITuaciones CÓMicas del día a día ("Camera café" o "Splunge"). Humor blanco y sin pretensiones críticas, pero dignos y recomendables.

Luego están los monólogos, que sólo falta que Ana Rosa haga o plagie uno. Aquí cada uno tira hasta donde llega y no se puede meter a todos en el mismo saco.

Pero a pesar de todo este mar de espacios de risas, se echa en falta el humo absurdo, que no se basa ni en chistes o situaciones del día a día, ni en dar una vuelta de tuerca extra a la actualidad, ni en comprarar los comportamientos de los humanos en las distintas franjas de edad, ni en la sátira política, ni en nada real y palpable.

¡Ah, dónde estarán aquellas noches de jueves en las que La 2 nos hacía orgullecernos del tercer mundo con el programa del mejor duo humorístico del imperio romano! ¿Qué será del Gran Mimón?, ¿habrá vuelto ya del rally París-Dakar? ¿Y el carromato de hombres fantasticos? ¿Habrán esperado a que llegara Maurice Lacroix, el hombre impuntual?

Y los dos exploradores en globo, ¿habrán determinado si es mejor que el agua vaya del mar a la montaña? ¿Habrá convencido el centurión al César de que la Torre Eiffel es lo ideal para Segovia? ¿Se habrá dado cuenta ya el paciente psiquiátrico de que la pierna de cordero es cordero?

¿Podremos ver alguna vez de nuevo las imitaciones de "Famosos en acción", como Manuel Campo Vidal esperando al ascensor, o Vasco Núñez de Balboa descubriendo el Oceano Pacífico?

Pero sobre todo, ¿habrán conseguido Arroyito y Pozolón peatonalizar el metro con sus 11mil millones de pesetas?

Que vuelvan Faemino y Cansado a la tele o no me rio más.

Etiquetas:

5 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home